Furia de hoguera en alas de mariposa.

Los temblores de la lluvia anidan en tu espalda, buscando la mejilla de la tarde y sus verduscas cicatrices.

La ira de este fuego alimenta la espalda del silencio con sus vetustas manos, mientras vuelan decenas de mariposas jaldes errando el vuelo.

Yo busco tu encuentro,tú mojas tus pies en el recuerdo de una alborada cerrada por el silencio,como si fueras una diminuta centella latiendo sin duelo.

Y crece la pira con su ritmo a humos azules de ceniza, crujen las ramas, abres tus piernas y ya luego no piensas en callarme.

Te arranco la armadura de sueños y la furia del viento viene magenta y virulenta…

Me quitas el peto y el yelmo,las vértebras de umbrías son primero horas, luego días, y semanas y meses de porfía.

¡Oh sublime impronta de elegía!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s