Cuando el río suena, alguien llora sus penas.

 

-¿Oyes llorar alondras en su pétalo,
allende donde el rocío hizo ambages?
-Sólo donde el río honra sus linajes,
escucho el eco de lo que antes éramos.

-¡Pero si fuimos rayos de luz y ébano,
lluvia fresca de azahar y homenajes,
que todo el valle y sus visajes,
bruñían de sol a su tibio tuétano!

-Sólo donde lloras noche alhelí,
tus remansos o tus viles afrentas,
oigo reverberar tu carmesí.

-Sólo donde lloras noche alhelí,
tus remansos o tus viles afrentas,
oigo reverberar tu carmesí.

-Y si es la verdad cruel lo que comentas,
corazón soy, flama o pitiminí,
nube ebúrnea, flor de llanto y mentas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s