Tipos de Insomnio

insomnia
Se han hecho descubrimientos sobre problemas al dormir o trastornos del sueño, de los cuales se desprenden los primarios y secundarios. Dentro de los primarios existen tres tipos que son:

hipersomnios, insomnios y parasomnios.

Dentro de los hipersomnios se derivan la narcolepsia, narcolepsia de sueño lento, hipersomnia con borrachera de sueño, síndrome de Kleine-Levine, insomnio inicial, insomnio intermedio, insomnio terminal, parasomnias, enuresis, terrores nocturnos, sonambulismo, hablar dormido, bruxismo.

Y dentro de los desórdenes secundarios del sueño se derivan: la esquizofrenia, depresión, manía e hipomanía, alcoholismo crónico, alteraciones endocrinas y drogadicción.

Ya conociendo sobre los trastornos del sueño, en este estudio nos centraremos en el insomnio, el cual consta de la dificultad de conciliar el sueño o de sostenerlo por varios períodos.

Los pacientes que padecen esta enfermedad al llegar la hora de dormir solo dan vueltas en la cama, cuentan borreguitos, se levantan, vuelven a acostarse, miran el reloj y cuando al fin logran conciliar el sueño en solo por unas horas, para luego despertar agotados, adoloridos, y con la mente confusa. (Revista Vértigo, 4, Núm. 199, 9 de enero del 2005)

Acerca del insomnio no se presentan muchas estadísticas ni estudios debido a que no es considerado un problema grave, ya que esto depende del médico y de cómo los pacientes generalmente consideran que no se trata de una verdadera enfermedad o simplemente la pasan por alto. Rara vez acuden a consultar su problema.

Las principales quejas de los insomnes se pueden dividir en tres:

Dificultad para conciliar el sueño.

Dificultad en mantenerlo o acortamiento del mismo.

Despertares espontáneos durante la noche.

( Psicofisiología del sueño, María Corsi Cabrera, editorial Trillas, 1 ED. 1983, Pág. 187-188)

Como ya fue mencionado, existen tres tipos de insomnio:

Insomnio inicial moderado: definido como una latencia de inicio del dormir de más de 30 minutos por más de tres noches por semana.

Insomnio inicial severo: definido por un tiempo de latencia del dormir de más de 60 minutos con una frecuencia de incidencia de más de 4 veces por semana, por más de 2 años.

Insomnio inicial o de inicio del dormir: en la mayoría de la gente, el inicio del dormir ocurre normalmente dentro de un corto tiempo después de ir a la cama, pero existen algunas personas con dificultades para quedarse dormidas a una hora deseada; tales pacientes no tienen dificultades de interrupción del dormir una vez iniciado éste, por lo que este insomnio puede ser distinguido de otras formas de insomnio:

Insomnio intermedio o de mantenimiento del dormir: en este tipo de insomnio, el sujeto no tiene problemas para iniciar el dormir, pero sufre frecuentes despertares durante la noche, regularmente con problemas para conciliar el dormir después de cada despertar.

Estas tres formas diferentes de insomnio pueden presentarse en combinación en un mismo paciente.

Insomnio terminal o de madrugada: en este caso no se tienen dificultades para iniciar el dormir, y éste es continuo hasta que se ve interrumpido por un despertar dos o tres horas antes de lo habitual, con incapacidad para volver a quedarse dormido. Esta forma de insomnio se presenta frecuentemente asociada a la depresión.

Insomnio asociado a desórdenes psiquiátricos: los insomnios están asociados frecuentemente a problemas psiquiátricos que van desde desórdenes de personalidad muy leves pasando por las llamadas enfermedades afectivas (depresión) hasta las psicosis severas como la esquizofrenia.

El término miclonía nocturna fue introducido por primera vez por Sir Charles Symonds en 1953 (citado por Moore y Gurakar, 1988), para describir los movimientos clónicos involuntarios que se presentaban durante el dormir.

Insomnio asociado a miclonía nocturna y síndrome de la pierna inquieta: se refiere a los movimientos repetitivos y estereotipados de las extremidades inferiores que ocurren durante el dormir. Estos movimientos incluyen frecuentemente la extensión del dedo gordo del pie, y la flexión parcial del tobillo, rodilla y cadera.

Las condiciones médicas pueden incluir neoplasmas, desórdenes vasculares, infecciones del sistema nervioso central, reumatismos, etc. Asimismo, ciertos síntomas de algunas enfermedades pueden provocar insomnios, tal es el caso del dolor (por ejemplo artritis, úlcera péptica, angina de pecho, etc.), las parestesias (la neuropatía periférica en ladiabetes), el prurito (alergias, varias alteraciones de la piel, etc.).

Las condiciones tóxicas que pueden provocar insomnio son: síndrome de Korsakoff, ingestión de mercurio, arsénico y cobre; asimismo las radiaciones, la quimioterapia citotóxica.

Las condiciones ambientales pueden incluir un exceso de frío, calor, incomodidad física, ruido, etc. Así, dentro de las condiciones ambientales, la disminución o incremento excesivo de temperatura puede traer consigo cambios específicos en la estructura del dormir.

Insomnio asociado con condiciones médicas, tóxicas o ambientales: esta categoría cubre los desórdenes médicos, tóxicos y ambientales que están asociados con el insomnio, aunque éste no sea el síntoma mayor o más importante. El inicio, duración y terminación del insomnio aquí clasificado se relaciona estrechamente con estos problemas. El alivio de estos desórdenes trae como consecuencia una reducción en los problemas del dormir, ya sea inmediata o gradualmente.

Son personas que en forma natural duermen muy poco tiempo en relación con el resto de las personas de su edad. Es un seudo insomnio, ya que si se busca la ayuda medica o psicológica es por presión social o de los familiares, quienes se encuentran desconcertados por lo poco que la persona duerme, pero no por que necesite dormir mas o este fatigada, somnolienta, irritable, etc, lo cual es consecuencia del verdadero insomnio. Las personas de dormir breve no necesitan dormir mas tiempo del que lo hacen, ya que lo poco que duermen es resulta restaurador y de buena calidad.

Insomnio subjetivo: este tipo de insomnio se caracteriza por una evidente falta de concordancia entre el reporte del paciente acerca de la latencia para dormir el tiempo que se paso dormido y los datos obtenidos en el registro polisomnografico. Los pacientes reportan que tardan mucho tiempo para quedarse dormido y que duermen muy poco tiempo mientras la maquina de EEG nos dice todo lo contrario. Incluso, cuando se les despierta en la fase II del dormir, muchos de ellos reportan haber estado despiertos

Insomnio no patológico: personas de dormir breve:

Insomnio hidropático: es una incapacidad de por vida para tener un dormir suficiente. Se presume que es debido a una alteración en el sistema cerebral que controla el dormir y la vigilia.

Este tipo de insomnio con frecuencia inicia desde el nacimiento o en los primeros años de la infancia, y puede ser consecuencia de un disfuncionamiento neuroanatómico, neurofisiológico, o neuro químico, que lleva a un hiperfuncionamiento del sistema reticular activador, o a un hipofuncionamiento del sistema hipogénico cerebral (núcleo coerelius hipotálamo, etc). En algunos casos se ha demostrado un déficit de serotonina en dicho sistema hipogénico.

(Trastornos del sueño diagnostico y tratamiento, Arnoldo Téllez, Ed trillas 2 ed, 1998. Pág. 56-57)

Fuente: http://www.monografias.com/trabajos48/indicadores-trastornos-sueno/indicadores-trastornos-sueno2.shtml#ixzz2fXY9N8Sb

Anuncios

2 comentarios sobre “Tipos de Insomnio

  1. Interesante artículo, muy informativo. Realmente hay muchos trastornos del sueño, pero el más conocido es el insomnio sobre todo del tipo transitorio o ocasional.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s