Más sobre la Personalidad Esquizoide

 

Los desórdenes de la personalidad esquizoide tienen algunas de sus raíces en una inocente aflicción infantil por una gran severidad. Cuando la mente consciente se da cuenta de la cantidad de dolor que existe en el mundo, muchas veces sin una culpa aparente que lo justifique, viene el cuestionamiento de la bondad y aún de la existencia de un Dios que permite que esto ocurra

Es probable que generalmente no se aprecie que la defensa esquizoide es un rechazo a enfrentar la falta de esperanza, la que se traduce en “evitación del dolor” y “parálisis del miedo”. Existe una paradójica dinámica que envuelve a la persona esquizoide en un caos de contradicciones internas. Un estímulo que promueva un conjunto de impulsos dinámicos positivos, despierta una destructiva oposición desde otras áreas del sujeto. La esclavitud de la voluntad es absoluta. Se necesita un sistema dinámico enteramente nuevo con poder para efectuar cambios de conducta a pesar de, y aparte de, la preexistente personalidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s