Psicología e Historia Femenina en el Espacio


La carrera espacial, una frontera formidable que el ser humano ha alcanzado y empieza tímidamente a inspeccionar, hombres y mujeres han alcanzado en las misiones espaciales hitos importantes en estos 54 años de historia en la conquista del espacio.

Hoy en dia y tras la reciente puesta en órbita de la primera mujer Taikonauta en China la eterna pregunta que subyace en el ambiente es si en la historia de los vuelos espaciales la mujer ha equiparado su participación en ellas en las mismas dimensiones que el hombre.

R.Bowen y M. Rodriguez nos guían a través de sendos artículos sobre las implicaciones de la participación de la mujer en la historia de los vuelos espaciales

El pasado 16 de junio, una nueva y esperada misión espacial tripulada, fue puesta en órbita por la Administración Espacial Nacional China (CNSA). El gigante asiático, sin grandes tropiezos, comienza a hacer realidad su programa y se transforma progresivamente en una nueva potencia espacial.

La misión de la nave Shenzhou IX, tripulada por el coronel Liu Wang, el ingeniero Jing Haipeng, y la piloto de pruebas, comandante Liu Yang, alzo el vuelo desde el centro espacial de Jiuquan, en la provincia noroccidental China de Gansu. Es una misión que, no sólo destaca por ser la primera expedición en acoplarse al módulo orbital Tiangong 1 (Palacio Paradisíaco en chino), lanzado en septiembre de 2011, sino que, es la primera misión integrada por una mujer Taikonauta (termino chino para denominar a los astronautas o cosmonautas).

Extrañamente, el hecho de que la misión de acoplamiento de la Shenzou IX, tenga una tripulación integrada por una mujer, ha causado enorme revuelo en los medios de comunicación internacionales, y digo que es extraño, por que ya hace más de cuatro décadas, tras el vuelo en 1963 de Valentina Tereshkova (la primera mujer en ir al espacio exterior), que las mujeres se integraron a las labores propias de la exploración espacial.

Incluso, se podría pensar que todo este revuelo es un mal gesto de reconocimiento al esfuerzo femenino, entendiendo que las mujeres han dado una notable y silenciosa lucha por abrirse paso en medio del ámbito aeroespacial. El formato de la actual difusión, centrada en el supuesto “hito” que el viaje de la mujer Taikonauta representa, nos hace de algún modo retroceder innecesariamente en el tiempo. Que una mujer se suba a una nave espacial hoy en día, no debería sorprender a nadie.

El proceso del desarrollo espacial de China es claramente un símil de aquel seguido por la Unión Soviética (por no decir una copia perfecta), en medio de la “carrera espacial” (entre los años 1957 y 1975) y hoy, las jóvenes generaciones que no presenciaron tales proezas, en un periodo donde la instantaneidad de las comunicaciones era algo impensado y la tecnologías eran evidentemente muy precarias en comparación con las actuales, se sienten conmovidas por un evento que ha sido profusamente cubierto por los medios y exagerado en demasía.

De todas formas, sí debo reconocer que la integración de una mujer en la misión ha sido un gran acierto y representa un paso lógico. Siendo acertadas las declaraciones de las autoridades chinas, quienes han señalado que, la participación de la comandante Liu Yang (una piloto muy experimentada, con once años en la aviación militar), aumentará la “eficiencia de trabajo” de la tripulación. Puesto que las taikonautas, “tienen más estabilidad psicológica y mayor habilidad para hacer frente a la soledad”.

Por último, todo este revuelo nos hace perder de perspectiva lo que es verdaderamente mas importante en esta misión, su objetivo real, la experimentación que hará la tripulación en el modulo Tiangong 1. China está decidida a implementar un programa espacial en grande, elaborando una futura estación orbital independiente en 2020. Esto, es la respuesta a la negación de Estados Unidos, de integrar al gigante asiático al proyecto y actividades de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Es también, una misión que ejerce indirectamente mucha presión en el programa espacial norteamericano, el que aún no cuenta con un reemplazante operacional para sus transbordadores y tiene que arrendar a Rusia, cupos en las confiables naves Soyuz, a un costo impresentable (más de US$55 millones por pasaje), para permitir, por lo menos hasta 2014, el acceso de sus astronautas al espacio exterior, algo que muchos estadounidenses consideran vergonzoso.

En Febrero de 1962 se seleccionó a un grupo cinco mujeres, Tatiana Kuznetsova, Irina Solovyova, Zhanna Yerkina, Valentina Ponomareva y Valentina Tereshkova para formar parte del cuerpo de cosmonautas. Estas mujeres fueron sometidas a un durísimo entrenamiento que incluía vuelos en Mig-15, saltos en paracaídas, pruebas en las centrifugadoras.

El objetivo de estas mujeres era pilotar una de las naves Vostok; la elegida marcaría un doble hito; además de ser la primera mujer astronauta, sería también el primer astronauta civil (Todos los astronautas lanzados al espacio hasta aquel momento eran pilotos militares).

Ni que decir tiene que esta misión tenía un gran interés político, tanto es así que fue el propio Nikita Kruschev el encargado de elegir a la que finalmente volaría, honor que finalmente recayó en Valentina Tereshkova. Así, el 16 de Junio de 1963 despegaba la Vostok 6 con la primera mujer astronauta de la historia; el vuelo duraría tres días, durante los cuales completaría 48 órbitas alrededor de la Tierra. Habría que esperar 19 años hasta que una segunda mujer volara al espacio; se trataba de Svetlana Savitskaya, que el 19 de Agosto de 1982 volaría a la estación espacial Salyut 7 donde permanecería 7 días.

El vuelo de Svetlana, al igual que Valentina, tenía una motivación política y propagandística; Estados Unidos acababa de poner en marcha la Lanzadera espacial; con este vehículo, la primera nave espacial reutilizable, la NASA pretendía convertir los vuelos al espacio en algo rutinario, lo que incluía el envío de mujeres al espacio.

Los rusos enviarían una tercera mujer al espacio, Elena Kondakova, que permanecería 164 días a bordo de la estación espacial MIR y sería la primera mujer en realizar un paseo espacial. Desde entonces, los rusos ni siquiera están entrenando a mujeres en su centro de preparación de astronautas.

La primera estadounidense en volar al espacio fue Sally Ride, que volaría en la lanzadera espacial Challenger en la misión STS-7, lanzada el 18 de Junio de 1983. A Sally le seguirían Kathryn Sullivan, Roberta Bondar, Mae Jamison, Entre todas ellas conseguirían el que puede considerarse el mayor logro de la mujer en la astronautica: que enviar mujeres al espacio deje de ser noticia.

Sin embargo, las mujeres astronauta han seguido produciendo titulares; la historia mas conocida es la de Christa McAuliffe, una profesora de primaria que debería haberse hecho famosa como la primera persona que viaja al espacio sin ser astronauta ni científico; el objetivo de enviarla era comprobar que el espacio no era cosa solo de una pequeña élite superpreparada, sino que también estaba al alcance de las personas normales. Desgraciadamente, lo que hizo famosa a Christa es que formo parte de la misión STS-51- L, el vuelo en el que la lanzadera Challenger explotó muriendo sus siete tripulantes.

La historia de la mujer en el espacio da poco más de si; como decía unas líneas antes, el envío de mujeres al espacio se ha convertido en algo normal, así que ya no es noticia; ahora, el desafío es que su presencia en las misiones deje de ser algo anecdótico.

Eso si, no puedo terminar este artículo sin mencionar a Anousheh Ansari, una empresaria iraní apasionada del espacio que ya era conocida por ser patrocinadora de los X – Prize y que ha marcado dos hitos; es la primera turista espacial y es la primera mujer musulmana que viaja al espacio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s