El Trastorno Bipolar


Queremos hacer una aproximación general al trastorno bipolar y a sus alcances en la vida de la persona que lo padece por lo que al final del post encontrareis un video interesante sobre el proceso, espero que sea de entera utilidad si preparais la asignatura de psicopatología de segundo de grado.

Es una afección en la cual las personas alternan entre períodos de un estado de ánimo muy bueno o irritable y depresión. Las “fluctuaciones en el estado de ánimo” entre manía y depresión pueden ser muy rápidas.

Causas
El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres, y generalmente comienza entre los 15 y 25 años. La causa exacta se desconoce, pero se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno.

Tipos de trastorno bipolar:

Las personas con el trastorno bipolar tipo I han tenido al menos un episodio completo de manía con períodos de depresión grave. En el pasado, el trastorno bipolar tipo I se denominaba depresión maníaca.
Las personas con trastorno bipolar tipo II nunca han experimentado un episodio maníaco completo. En lugar de esto, experimentan períodos de niveles elevados de energía e impulsividad que no son tan extremos como la manía (llamado hipomanía). Dichos períodos alternan con episodios de depresión.
Una forma leve de trastorno bipolar llamado ciclotimia implica fluctuaciones en el estado de ánimo menos intensas. Las personas con esta forma alternan entre hipomanía y depresión leve. Es posible que las personas con trastorno bipolar tipo II o ciclotimia reciban un diagnóstico equivocado de depresión.
En la mayoría de las personas con trastorno bipolar, no hay una causa clara para los episodios maníacos o depresivos. Los siguientes factores pueden desencadenar un episodio maníaco en personas con trastorno bipolar.

Cambios en la vida como un parto.
Medicamentos como antidepresivos o esteroides.
Períodos de insomnio.
Consumo de drogas psicoactivas.
Síntomas
La fase maníaca puede durar de días a meses y puede abarcar los siguientes síntomas:

Distraerse fácilmente
Poca necesidad de sueño
Deficiente capacidad de discernimiento
Control deficiente del temperamento
Comportamientos imprudentes y falta de autocontrol:
excesos de comida, bebida y/o consumo de drogas
deficiente capacidad de discernimiento
sexo con muchas parejas (promiscuidad)
hacer gastos exagerados
Estado de ánimo muy elevado
exceso de actividad (hiperactividad)
incremento de la energía
pensamientos apresurados
hablar mucho
autoestima muy elevada (creencias falsas acerca de sí mismo o de las habilidades)
Compromiso exagerado en actividades
Muy alterado (agitado o irritado)
Estos síntomas de manía ocurren con el trastorno bipolar I. En las personas con trastorno bipolar II, los síntomas de manía son similares pero menos intensos.

La fase depresiva de ambos tipos de trastorno bipolar incluye los siguientes síntomas:

Tristeza o estado de ánimo bajo diariamente
Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones
Problemas en la alimentación
pérdida del apetito y pérdida de peso
consumo exagerado de alimentos y aumento de peso
Fatiga o desgano
Sentimiento de minusvalía, desesperanza o culpa
Pérdida de interés en actividades que alguna vez disfrutaba
Pérdida de la autoestima
Pensamientos de muerte y suicidio
Dificultad para conciliar el sueño o dormir demasiado
Alejarse de los amigos o las actividades que disfrutaba
Existe un alto riesgo de suicidio con el trastorno bipolar. Los pacientes pueden abusar del alcohol u otras sustancias, lo cual puede empeorar los síntomas y el riesgo de suicidio.

Algunas veces, hay una superposición entre las dos fases. Los síntomas maníacos y depresivos se pueden presentar juntos o rápidamente uno detrás de otro en lo que se denomina un estado mixto.

Pruebas y exámenes
Muchos factores están involucrados en el diagnóstico del trastorno bipolar. El médico puede tomar todas o algunas de las siguientes medidas:

Preguntar acerca de los antecedentes familiares como, por ejemplo, si alguien tiene o ha tenido trastorno bipolar.
Preguntar acerca de las fluctuaciones del estado de ánimo recientes y por cuánto tiempo las ha experimentado.
Llevar a cabo un examen completo para buscar enfermedades que puedan estar causando los síntomas.
Solicitar pruebas de laboratorio para verificar problemas de tiroides o niveles de drogas.
Hablar con los miembros de la familia respecto al comportamiento.
Elaborar la historia clínica, incluyendo cualquier problema médico que usted tenga y cualquier medicamento que esté tomando.
Vigilar el comportamiento y el estado de ánimo.
Nota: el consumo de sustancias psicoactivas puede causar algunos síntomas; sin embargo, esto no descarta el trastorno bipolar afectivo. La drogadicción también puede ser un síntoma de trastorno bipolar.

Tratamiento
Los períodos de depresión o manía retornan en la mayoría de los pacientes, incluso con tratamiento. Los mayores objetivos del tratamiento son:

Evitar moverse de una fase a otra.
Evitar la necesidad de una hospitalización.
Ayudar a que el paciente se desempeñe lo mejor posible entre episodios.
Prevenir la autoagresión y el suicidio.
Hacer que los episodios sean menos frecuentes e intensos.
El médico primero intentará averiguar lo que puede haber desencadenado el episodio del estado anímico. Igualmente, puede buscar cualquier problema médico o emocional que podría afectar el tratamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s