La Estaca



Soy un cuervo vagabundo
lleno de lunas y de desiertos,
soy una trémula sonrisa
del mar que partió sin rumbo.
Allí donde voy la muerte me exorna
me llena de efluvios siniestros,
de embalsamados muertos
que siembro como una cruel cosecha.
Soy un estertor infame
que merodea en tus labios
como tu último hálito,
atestado de recuerdos impostores,
picoteando en tus pesadillas
como el rayo de sol en el granero.
Te llevo con saciedad,
con locura y frenesí casi enfermo,
que mis vuelos solo cuentan
en el techo de tus desvelos
y tus miedos me alimentan
con una fuerza de entierro.
Alli en el camposanto de tu luz
suelo sobrevolar sediento
mis alas rotas se colapsan,
tu alma me sirve de estaca
de escudo y cruel espada.

ROGERVAN RUBATTINO ©

Anuncios

Un comentario sobre “La Estaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s